Contra el encierro en los manicomios, defendemos la salud y el hospital público!

manicomio

El 1º de Noviembre se realizo un allanamiento en el hospital Borda, con la colaboración del CELS, buscando esclarecimiento acerca de la muerte del interno Matías Carbonell hace tres años en situaciones poca claras. Matías había sido trasladado al Hospital Penna, al cual ingresó inconsciente, con un estado febril y con lesiones visibles, diagnosticadas como quemaduras producidas por pasajes eléctricos, donde falleció unos días después. En la investigación salieron a la luz irregularidades en la historia clínica, como la falta de datos entre los años 2009 y 2010 en su instancia en el servicio 14-22. No solo eso, sino que a su vez hubo entre esos años 46 fallecidos más, numero que llama altamente la atención. Queda demostrado una vez más que la salud pública controlada por los actuales gobiernos de la ciudad y nacional solo conlleva a más muertes y padecimientos.

Hoy están vigente la Ley  Nacional de Salud Mental 26.657 (actualmente reglamentada) y la Ley 448 de la CABA, complementarias entre sí. Ambas leyes apuntan al “cambio de paradigma”: la ley 448 apunta a salirse del modelo hospitalocentrico promoviendo un abordaje ambulatorio y comunitario, estableciendo casas de medio camino y utilizando la internación como último recurso; mientras la Ley Nacional conlleva al cierre progresivo de las instituciones de encierro y el reemplazo de las mismas apuntando principalmente a reconocer a las personas con padecimiento mentales como sujetos de derechos para así evitar las sucesivas violaciones a  los derechos humanos. En el espíritu ambas leyes promueven el trabajo en equipos interdisciplinarios, lo que conlleva abordar al padecer psíquico desde otra mirada dejando de lado todo reduccionismo a una sola disciplina. Sin embargo desde la muerte de Matías y la vigencia de ambas leyes, no se ha llevado adelante políticas que apunten a materializar los dispositivos de desmanicomializacion, pero si se la ha utilizado para acabar con lo poco que existe, como lo es hoy el vaciamiento del Hospital Borda mediante la falta de financiamiento, de insumos, personal medico, hasta la demolición de talleres y la represión!

En pos de intereses privados y fantásticos negocios inmobiliarios que hoy sostiene el macrismo gracias al aval del Gobierno Nacional el objetivo del PRO es la construcción del “centro cívico” donde se ubicaría las dependencia del gobierno de la ciudad, mientras no se da indicios de a dónde van a parar los pacientes del Borda, del Moyano y el Tobar García.

borda represion

Para derribar el encierro

Es necesario pensar el verdadero carácter del manicomio como institución de encierro, que bajo distintas etiquetas de “enfermedades” utilizados por las clases dominantes encierran a quienes no se adaptan, rebelando las condiciones impuestas por el sistema capitalista, como la única manera de combatir a la locura: encerrándola y reprimiéndola. Cuestionamos fuertemente el carácter represivo de las instituciones psiquiátricos-manicomiales como también a las teorizaciones que la sostienen como el modelo hegemónico, industria de los psicofármacos y el uso de los tratados como el DSM V, todos aspectos que poco se discuten en las carreras de grado.

Esta nueva noticia solo refuerza que tanto el kircherismo como el PRO nada harán por la salud pública ni la desmanicomialización ya que el segundo avanza abiertamente en su agenda privatista y manicomial y el primero no hizo nada sustancial para revertir el deterioro público y el avance del sector privado acompañando al macrismo en la capital. Las leyes existentes terminan sirviendo para justificar el vaciamiento del hospital público mientras buscan  responsabilizar a los trabajadores de las irregularidades en los hospicios, como hacen en el subte y en el ferrocarril. La única manera de poner un sistema de salud al servicio de las necesidades de las grandes mayorías es bajo el gestionamiento y control de los trabajadores y usuarios. No va a venir ninguna desmanicomializacion de un facho como Macri y de un kirchnerismo que cada vez más gira a la derecha. La base para construir un verdadero sistema de salud tiene que venir de esos millones de jóvenes y trabajadores que están haciendo una experiencia con el kirchnerismo y depositan confianza en el Frente de Izquierda para fortalecer sus propias luchas. Pondremos los centros de estudiantes y comisiones internas donde estamos, asi como nuestros diputados, en función de acabar con este sistema social que genera más padecimientos. Desde esta perspectiva la Juventud del PTS junto a cientos de estudiantes ya estuvimos enfrentando la represión del 26 de abril con los trabajadores de la salud y los pacientes. A su vez convertimos toda la indignación que había en los cursos de las facultades en acción.

Con esta critica al manicomio, al encierro y en contra el negocio inmobiliario, creemos necesario mantener los terrenos del Borda para su transformación en un centro de salud mental, que haga pie en las políticas publicas en salud apuntando a la desmanicomializacion rompiendo el modelo medico hegemónico.

Invitamos a todos los estudiantes de Psico, a los docentes y trabajadores de la salud a dar juntos esta pelea!

Sebastian (Psicología-UBA) y Lucía (Psicología-UNLP)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s